Universalidad

“Es fácil para quien sabe cómo representar al hombre adquirir esta universalidad, ya que todos los animales terrestres se parecen en las partes del cuerpo, es decir, los músculos, los nervios y los huesos y sólo difieren en longitud y tamaño”.

MacCurdy, Preceptos del pintor, 2003.

Hay un libro muy bueno llamado “Where good ideas come from” de Steven Johnson, cuyo capítulo número 6 se llama “Exaptation”, lo leí y desde ese momento me enamoré de la palabra porque creo que ilustra a la perfección lo que he estado pensando durante mucho tiempo. En el libro menciona cómo una parte importante del genio de Gutenberg radicaba no en haber concebido una nueva tecnología para la imprenta (los tipos movibles, la tinta, el papel y la prensa habían sido inventados por separado mucho antes de que Gutenberg imprimiese su primera Biblia) sino en tomar prestada una tecnología ya desarrollada de un campo completamente diferente (prensas para hacer vino) y ponerla a trabajar para resolver problemas no relacionados en absoluto. “Biólogos especialistas en evolución tienen una palabra para describir este tipo de “tomar prestado”, primero propuesta en un ensayo muy influyente en 1971 por Stephen Jay Gould y Elisabeth Vrba: exaptación.” Básicamente es cuando un organismo desarrolla una característica para un propósito específico y termina siendo útil para un propósito completamente distinto. Un ejemplo que el autor muestra son las plumas de los pájaros, fueron desarrolladas para regular la temperatura de aquellos dinosaurios que no podían volar y terminaron sirviendo a un propósito completamente distinto ayudándolos a volar ya que podían controlar la corriente de aire. En el mundo científico podemos referirnos a exaptación cuando usamos principios de física para resolver algún tema biológico o inclusive dentro de la misma rama. Un ejemplo puede ser cuando Stephen Hawking le platicó su idea a Roger Penrose de cómo el haber escuchado la lectura sobre las estrellas que se mueren y explotan (supernova) le trajo un pensamiento: ¿qué pasaría si reviertes el proceso?. En ese momento probablemente fue la concepción de la teoría del Big Bang, Stephen Hawking exaptó el modelo de las estrellas que mueren para aplicarlo a una teoría de la creación del universo.

Algo parecido también es mencionado en el libro “Maestría” de Robert Greene. En la página 281 del libro encontramos la sexta estrategia para la fase creativa-activa que se titula “El fin más alto” donde menciona cómo Yoky Matsuoka ingresó al curso de maestría en robótica del MIT y participó en el diseño del robot a gran escala que se estaba produciendo allí. “Le gustaban la física y las matemáticas, pero también le atraían la biología y la fisiología; era de igual forma una atleta talentosa con futuro como tenista profesional, hasta que una lesión paró en seco esto” le gustaban muchas cosas y al momento de diseñar las manos del robot, a diferencia de sus compañeros, en vez de tomar solo un enfoque de ingeniería también consideró el enfoque de la biología y la fisiología. Al final aunque todos le decían que era una pérdida de tiempo su mano de prueba anatómicamente correcta se convirtió en el modelo de la industria, “revelando nuevas posibilidades para manos ortopédicas, reivindicando su enfoque y ganándole fama y reconocimiento por sus habilidades de ingeniería”. Ella exaptó algunos principios de otras ciencias para poder diseñar una mano robótica funcional, evitando caer de esta manera en lo que el autor llama candado técnico “para aprender un tema o habilidad, en particular si es complejo, debemos sumergirnos en muchos detalles, técnicas y procedimientos normales en la resolución de problemas. Pero si no tomamos precauciones, caemos atrapados en la visualización de cada problema de la misma manera, usando las mismas técnicas y estrategias ya grabadas en nosotros”. Yo lo llamo paradigmas.

Me encontraba en la clase de desarrollo organizacional en la escuela y vimos un video sobre paradigmas de Joel Barker donde pone algunos ejemplos sobre cómo las personas usan lo que conocen para resolver algunos problemas y cómo abordar los problemas con un enfoque distinto y una frontera de paradigmas distinta hace que las cosas imposibles de repente sean posibles. Uno que me gustó mucho fue el de un señor a quien le gustaba manejar su auto deportivo por carreteras con muchas curvas, un día una señora que iba manejando sale de una curva descontrolada y por poco choca contra su coche deportivo. Cuando pasa por un lado de la carretera la mujer le grita: “cerdo” a lo que él le respondió “vaca”, ¿cómo era posible que le hubiera gritado cerdo si ella era la que se metió en su carril?, sin embargo no se enojó ya que pudo responderle antes de que se fuera. Siguió su camino y cuando toma la curva choca con el cerdo, haciéndolo estrellarse contra un árbol. Por los paradigmas que lo enfrascaban, cuando escuchó que le gritaban “cerdo” automáticamente pensó que era una ofensa y por eso respondió “vaca”, quizás si hubiera pensado de manera distinta, que era una advertencia, hubiera frenado y no hubiera chocado.

Desde chico me gustan muchas cosas que a simple vista son muy distintas entre sí y no están relacionadas en lo absoluto (música, física, robótica, genética, economía, lingüística, biomédica, domótica, arte, etc.) pero que al momento de realizar una actividad o resolver un problema puedes hacer conexión entre ellas y exaptar algunos conceptos. Me fascina este tema ya que vivimos enfrascados en lo que sabemos, creemos que nuestro mundo es de una manera pero después aprendemos cosas sobre física cuántica y cómo se comportan realmente las partículas y nos damos cuenta que las cosas no son como creíamos y nuestro mundo de repente se hace más amplio. Creo que ahí es donde yacen mis ganas de conocimiento: quiero conocer el mundo. en el que vivo, no creer que lo conozco. Como lo dijo Stephen Hawking

“El peor enemigo del conocimiento no es la ignorancia, es la ilusión del conocimiento”.

Sin embargo no siempre lo he visto de esta manera, como me gustaban muchas cosas era muy frustrante ya que todos te dicen que te debes de enfocar en una rama para especializarte. Nietzsche escribió

“pobres de aquellos que son virtuosos en varias áreas, pues corren el riesgo de perderse en un mar de posibilidades”,

cuando lo leí me identifiqué ya que pensaba que estaba mal en tratar de conocer un poco sobre muchas áreas. Hasta que descubrí a Leonardo Da Vinci, para mí el es el ejemplo de una persona que tuvo grandes logros en varios campos a los que muy pocos les pueden encontrar una relación, sin embargo Da Vinci pudo hacerlo y desarrollar sus ideas. Él manifestó en su Tratado de la pintura la idea de universalidad “cuando consideró que las semejanzas que prestan entre sí todos los animales respecto a sus miembros, músculos y demás componentes, solamente permitía presumir cierta variabilidad en la proporción de los mismos y que justo esta cualidad expresaría la unidad de la creación”. “Por “universal” Leonardo no se refería a estudiarlo todo…sino más bien a poseer el conocimiento para reconocer las propiedades comunes de las cosas…”*, los animales en algún punto son similares, todos tenemos músculos, ojos, cabeza y cuerpo los cuales varían en proporción y forma. Creo que esta universalidad se encuentra en todas partes, todo en algún punto está conectado aunque sea por lo más mínimo, y el estudiar diferentes campos lejos de ser algo malo nos ayuda mucho para ampliar nuestro horizonte y aumenta las posibilidades para resolver ese problema.

Al momento de emprender se aplican mucho estos conceptos (exaptar, paradigmas, universalidad) e inclusive es uno de los talentos emprendedores que Gallup encontró (Multitasking) y creo que en ellos yace el éxito o fracaso de una empresa. Si podemos poner nuestra visión, experiencia y exaptar el conocimiento que tenemos de determinadas áreas en una empresa para crear un nuevo producto o servicio que resulte en un verdadero beneficio para las personas (nuestros clientes) tendremos entonces una empresa que brinda un gran valor. He conocido a personas que tienen miedo ya que son buenas en diferentes cosas o les atraen cosas que al parecer no tienen relación entre sí, y la sociedad nos hace creer que eso es malo porque abarcamos mucho pero al mismo tiempo no nos especializamos en nada. Con los ejemplos que acabo de mencionar espero que esas dudas se disipen y en vez de perderte en el mar de posibilidades simplemente sepas cómo hacer las conexiones.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo